Entradas

Mostrando entradas de octubre 1, 2017

Más cerca de Dios

Imagen
Día 7
Con Jesús por la mañana. “Los agricultores, gente sobria, y correcta... menos conocida que la escuadra de trabajadores de la industria, pero no menos laboriosa y tenaz, y con problemas ahora más urgentes e inaplazables… la gente del campo está más cerca de Dios, lo siente presente a su alrededor junto a sus familiares y en sus trabajos, en el silencio del alba de cada día, cuando el arduo trabajo anuncia un día lleno de fatigas" (Pablo VI). Busca a Dios en las cosas sencillas, el amanecer, el canto de un pájaro, los aromas, los encuentros. Ofrece tu día por la intención del Papa.
Con Jesús por la tarde. “En aquella ocasión dijo: Te alabo Padre, Señor de Cielo y Tierra, porque ocultando estas cosas a los sabios y entendidos, se las diste a conocer a la gente sencilla” (Lc 10, 21). ¿Eres modesto en el trato con los hermanos? ¿Habitúas a pedir permiso, decir por favor y agradecer? ¿Valoras lo que cada uno puede dar o actúas con exigencia e impaciencia? Repite al ritmo de tu res…

El trabajo es un bien común

Imagen
Día 8
Con Jesús por la mañana. “El trabajo es un bien de todos, que debe estar al alcance de todos. La fase de grave dificultad y desocupación se debe afrontar con los instrumentos de la creatividad y la solidaridad. La creatividad de empresarios y artesanos valientes, que miran al futuro con confianza y esperanza. Y la solidaridad entre todos los componentes de la sociedad" (Papa Francisco). El trabajo es oportunidad para edificar la vida de muchos. Pon tus talentos al servicio de tus compañeros, ayuda a que otros hagan bien su trabajo sin esperar recompensa. Ofrece lo que vivas por la intención del Papa.
Con Jesús por la tarde. “Por eso les digo que a ustedes les quitarán el Reino de Dios y se lo darán a un pueblo que produzca sus frutos” (Mt 21, 43). ¿Das con generosidad o retaceas midiendo y cuidando lo que entregas? ¿Tienes actitud competitiva en tu trabajo o es para ti un modo de amar y servir? Repite al ritmo de tu respiración: “Señor, dame la valentía para servir y dar fru…

La dignidad del hombre

Imagen
Día 6
Con Jesús por la mañana. “He escuchado a algunos jóvenes obreros que están sin trabajo, y me han dicho: «Padre, en casa —mi esposa, mis hijos— comemos todos los días, porque en la parroquia, o en el club, o en la Cruz Roja nos dan de comer. Pero, Padre, yo no sé lo que significa traer el pan a casa, y tengo necesidad de comer, pero necesito tener la dignidad de llevar el pan a casa" (Papa Francisco). En esta jornada mundial dedicada a orar por la intención del Papa, ora para que se dé a los desempleados la oportunidad de contribuir a la construcción del bien común.
Con Jesús por la tarde. “Y dijo a sus discípulos: El que a ustedes escucha a mí me escucha; el que a ustedes desprecia a mí me desprecia; y quien a mí me desprecia, desprecia al que me envió” (Lc 10,16)). Tómate un momento para aquietar tu alma, repasar lo vivido hasta este momento, y recuperar la calma para continuar el día. Pide al Señor: “Señor descubra tu presencia y te reciba en cada cosa que me des a vivir”.…

Armonía y paz

Imagen
Día 5 Con Jesús por la mañana. “San Francisco es testigo del respeto por todo, de que el hombre está llamado a custodiar al hombre, de que el hombre está en el centro de la creación, en el puesto en el que Dios – el Creador – lo ha querido, sin ser instrumento de los ídolos que nos creamos” (Papa Francisco). ¿Cómo tratas a las personas con quienes trabajas? ¿Priorizas el bienestar y el crecimiento de tus hermanos en el trabajo o resultan instrumentos de tus fines personales? Ten actitud de servicio y disponibilidad en tu trabajo y ofrécelo por la intención del Papa para este mes.
Con Jesús por la tarde. “Les decía: La cosecha es abundante, pero los trabajadores son pocos. Rueguen al dueño de los campos que envíe trabajadores para su cosecha” (Lc 10,2). Jesús te elige para trabajar en Su misión en tus ambientes. ¿Te sientes en misión con Jesús? ¿Te ocupas de hacer presente los criterios evangélicos en tu vida diaria? Repite con amor “Señor, que no sea sordo a tu llamado, sino presto y d…

Cántico de las criaturas

Imagen
Día 4 Con Jesús por la mañana. “Alabado seas, mi Señor, por la hermana madre tierra, la cual nos sostiene y gobierna y produce diversos frutos con coloridas flores y hierbas. Alabado seas, mi Señor, por aquellos que perdonan por tu amor, y sufren enfermedad y tribulación; bienaventurados los que las sufran en paz, porque de ti, Altísimo, coronados serán” (San Francisco de Asís). Agradece el día al Señor, por el aire, el sol, los pájaros, las plantas, el trabajo, los encuentros y pide su intercesión por los desempleados, como lo pide el Papa en el desafío de este mes.
Con Jesús por la tarde. “Y Jesús le respondió: El que pone la mano en el arado y mira hacia atrás no sirve para el Reino de Dios” (Lc 9, 62). El amor a Dios y a los hermanos supone pequeñas y, a veces grandes renuncias, por un bien mayor. ¿Estás dispuesto a callar y esperar para preservar la armonía, a dejar pasar una ofensa, a mantener una actitud cordial ante la confrontación? Repite al ritmo de tu respiración: “Señor, d…

Trabajo

Imagen
Día 3.
Con Jesús por la mañana. "El trabajo es fundamental para no vivir con sensación de parásito. No tener trabajo corroe una de las dimensiones medulares de la existencia, no solo porque no se puede ganar el dinero suficiente para vivir, sino porque paraliza o elimina uno de los desafíos que nos van configurando como personas creadoras y resistentes. En el trabajo somos creadores, pero también afrontamos rutinas y cansancios en los que nuestro ser se fortalece y crece en su capacidad de darse a los demás" (B. González Buelta sj). ¡Trabaja con alegría y abandona la queja! Ofrece el día por la intención del mes.
Con Jesús por la tarde. “Señor, ¿Quieres que mandemos caer fuego del cielo y los destruya? Pero se volvió hacia ellos y los reprendió (Lc 9, 54-55)”. ¿Sientes deseos de vengarte de quienes te ofenden o humillan? ¿Miras a los demás con ojos de misericordia? Repite al ritmo de tu respiración: “Señor, dame amar más a mis hermanos”, mientras actualizas el propósito del …

El trabajo es oración

Imagen
Día 2
Con Jesús por la mañana. "Es oración cuando no sólo trabajamos con nuestras manos sino también con nuestros corazones, es decir, cuando nuestro trabajo nos lleva a una relación más cercana con la creación de Dios y con la tarea humana de trabajar en la Tierra de Dios" (Henri Nouwen). ¿Qué te dicen a ti estas palabras? ¿Encuentras a Dios en tu trabajo o sólo buscas la recompensa material o económica? Ofrece a Dios tu trabajo, para que Él lo haga fecundo, como un niño ofrece sus pequeñas labores a su padre que lo mira con agrado. Ora por la intención del Papa.
Con Jesús por la tarde. “Jesús les dijo: El que recibe a este niño en mi nombre me recibe a mí; y el que me recibe a mí recibe al que me ha enviado. Porque el más pequeño de ustedes, es el más grande” (Lc 9, 48). El encuentro con Jesús nos lleva al deseo de imitarle. ¿Eres humilde y sencillo en el trato con los demás o tienes modos altaneros? Repite al ritmo de tu respiración “Señor, concédeme la gracia de crecer en…

Un sueño hermoso

Imagen
Día 1 Con Jesús por la mañana. Me gustaría que mi casa fuese lo más pequeña posible… todo para una sola persona… me gustaría tener una bodega bien provista, para socorrer a los pobres y fortalecerlos con vino generoso… Mi casa no estaría lejos de la iglesia, para poder ir todas las mañanas a Misa; e inmediatamente después, montada en el asno, iría a visitar a los pobres del pueblo y les llevaría provisiones y medicinas (Sta. Teresita del Niño Jesús). Hoy trabaja con amor, y ofrécelo al Señor por el mundo del trabajo y los trabajadores, como nos pide el Papa en el desafío de este mes.
Con Jesús por la tarde. “Un hombre tenía dos hijos. Se acercó al primero y le dijo: Hijo, ve hoy a trabajar en la viña. Él le contestó: No quiero. Pero después recapacitó y fue. Se acercó al segundo y le dijo lo mismo. Él le contestó: Voy, señor. Pero no fue. ¿Quién de los dos hizo lo que quería el padre? Contestaron: el primero” (Mt 21, 28-31). ¿Estás atento al paso de Dios en tu día? Repite al ritmo de t…