Entradas

Mostrando entradas de agosto 20, 2017

Tiempo para los demás

Imagen
Día 26
Con Jesús por la mañana. “A veces nos parece que perdemos el tiempo cuando atendemos a un pobre... Nos parece que sus problemas no valen nuestro tiempo. ¿Tiempo perdido? No, Cristo, por cada uno de ellos bajó del cielo” (San Alberto Hurtado). El tiempo nos ha sido dado para servir. ¿Cómo empleas tus horas? ¿Dedicas tiempo a estar con tu familia y amigos o te aturdes con actividades que te aíslan de los demás? Descubre la belleza de “estar en los vínculos”. Llama a un amigo, toma con él un paseo, escucha sobre la marcha de su vida. Ofrece lo de hoy por los artistas.
Con Jesús durante el día. “En aquel tiempo, Jesús dijo: Ustedes no se dejen llamar ‘maestros’, pues uno solo es su Maestro, y todos ustedes son hermanos” (Mt 23,8). ¿A quién buscas cuando sirves? ¿Te entristece la falta de agradecimiento cuando realizas algún servicio? ¿Te sientes hermano de tus hermanos aún en las disidencias? Repite al ritmo de respiración: “Dame tu amor y gracia para amar como Tú”.
Con Jesús por la…

Una chispa de esperanza

Imagen
Día 25
Con Jesús por la mañana. “Los artistas, especialmente los artistas que son creyentes, cumplen una tarea importante y necesaria: crear obras de arte que porten, mediante el lenguaje de la belleza, un signo, una chispa de esperanza y de confianza allí donde las personas parecen ceder ante la indiferencia y la fealdad” (Papa Francisco). No permitas que la indiferencia y el mal gusto se instalen en tu corazón; no te habitúes a la fealdad. ¡Crea belleza! Ten un detalle de buen gusto en tus ambientes, una flor, un dulce, buena música, que puedas disfrutar con tus hermanos y ofrécelo por la intención del mes.
Con Jesús durante el día. “Jesús le respondió: Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente; este es el más importante y el primer mandamiento. El segundo es semejante a aquel: Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Mt 22,37-39). ¿Cómo expresas tu amor a los demás? Continúa expresando amor a tus hermanos en los detalles de buen gusto que te pr…

Fe y testimonio

Imagen
Día 24
San Bartolomé Apóstol
Con Jesús por la mañana. “Sólo nosotros podemos dar a los hombres la fe que tanto necesitan; dársela no con palabras ni con prácticas superficiales, sino con ese sentido de lo divino que llena nuestras vidas, con esa visión de eternidad que guía nuestros actos, con el sentimiento de la presencia de Dios que da solemnidad a todas nuestras acciones” (San Alberto Hurtado). Actúa de manera que tu accionar sea testimonio de la presencia Dios entre tus hermanos. Embellece los diálogos, sonríe y no te apresures por responder, hoy escucha antes de hablar. Ofrece tu día por la intención del mes.
Con Jesús durante el día. “Entonces, dijo Natanael: Maestro, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel. Jesús le contestó: ¿Acaso crees porque te dije que te vi debajo de la higuera? ¡Verás cosas más grandes todavía!” (Jn 1,49-50). Cada día el Señor realiza grandes maravillas. Haz un alto en tu día y reflexiona: ¿Puedes reconocer el paso silencioso, y el obrar de Jesú…

Arte y Encarnación

Imagen
Día 23
Con Jesús por la mañana. “En todo lo que suscita en nosotros el sentimiento puro y auténtico de la belleza está realmente la presencia de Dios. Existe casi una especie de encarnación de Dios en el mundo, cuyo signo es la belleza. Lo bello es la prueba experimental de que la encarnación es posible. Por esto, todo arte de primer orden es, por su esencia, religioso” (Simone Weil).  Dios habita en este mundo y lo hace bello. ¿Descubres a Dios en las cosas bellas? Contribuye a embellecer tus ambientes, trabajando con prolijidad y orden. Ofrece lo de hoy por la intención del Papa.
Con Jesús durante el día. “Les preguntó: ¿Por qué han estado aquí desocupados todo el día? Le respondieron: “¡Porque nadie nos ha contratado! Él les dijo: Vayan también ustedes a la viña” (Mt. 20,7). ¿Estás dispuesto a poner tus dones y talentos al servicio de la viña del Señor? ¿Te motiva embellecer el mundo? Repite lentamente en tu corazón: “Señor, no dejes de llamarme a trabajar junto a ti, en favor de mi…

Oración a María Reina

Imagen
Día 22
Con Jesús por la mañana. “Santa María, Reina del cielo y de la tierra, protectora de todos nosotros, tus hijos, que con gran amor maternal nos acoges bajo tu manto para que caminemos seguros hacia nuestra meta, Jesús. Madre, Reina de nuestros corazones, llénanos de paz y amor, de humildad y sabiduría, para que podamos entender y poner en práctica las palabras de tu amado Hijo”. Hoy que   recordamos la memoria de la Madre de Jesús brinda un gesto de cariño a quien es madre en tu vida. Ofrece el día por la intención del Papa para el mes de agosto.
Con Jesús durante el día. “Jesús, mirándolos fijamente, dijo a sus discípulos: Para los hombres esto es imposible; en cambio, para Dios todo es posible” (Mt. 19,26). Con la plena confianza que no hay nada imposible para Dios Padre, reflexiona: ¿Cuáles son las personas que te preocupan, los problemas que te aquejan, las incertidumbres del futuro?  Repite lentamente al ritmo pausado de tu respiración: “¡Tú lo puedes todo, Señor!” mientras …

Cristo, camino al Padre

Imagen
Día 20
Con Jesús por la mañana. “Cristo no es un modelo bajado del cielo para servir de inspiración a Leonardo da Vinci ni a Rafael, para que sus cuadros hermoseen los salones, ni subió a la cruz para que su imagen de marfil o de bronce adorne un dormitorio... ¡No! Él vino a reclamar nuestras vidas para elevarlas hasta el Padre” (San Alberto Hurtado). El cristianismo no es moda ni elemento decorativo, es un estilo de vida inspirado en Jesús. ¿El trato que das a tus hermanos es el modo de Jesús? Sonríe y mantén un trato afable. Ofrece la jornada por la intención del Papa.
Con Jesús durante el día. “Una mujer cananea, procedente de la región de Tiro y Sidón, se puso a gritar: ¡Señor, hijo de David, ten piedad de mí! Mi hija es atormentada por un demonio” (Mt. 15,22). Sabiendo que Jesús vino a liberarnos de todo aquello que nos atormenta y perturba reflexiona: ¿Qué es lo que te inquieta en este tiempo y te quita la paz? Repite lentamente: “Señor, ten piedad de mi” y continúa con confianza…