Entradas

Mostrando entradas de diciembre 22, 2013
Imagen
Imagen
Imagen
¡Cuántos santos inocentes hoy existen en el mundo!
¿Has pensado en eso?

el amor no dice basta

Imagen
Haz el amor, y no el odio,
haz la paz, y no la guerra.
Si tienes ganas de bronca,
haz crucigramas,
y déjate de pendencias.
Haz de tu casa un hogar,
y no un refugio antiprójimo,
Haz, con tus manos, sombras chinescas
para alegrar a los niños tristes.
Ahueca las manos,
haz con ellas un megáfono,
llévatelas a la boca,
y ahora grita,
a pleno pulmón,
que ya está bien
de poner barreras
entre hombres,
entre pueblos,
entre historias,
entre “nosotros” y “ellos”.
Haz, en tu porción de tierra,
un jardín, un huerto, o un parque,
no una trinchera.
José Mª R. Olaizola, sj
Imagen
Hoy quisiera ser pastor

Ser el primero en llegarme hasta Ti, Señor,

y bendecir tu Nombre.

Arrodillarme con lo todo lo que soy, pienso y tengo

y postrarme, sabedor, de que mi corazón

a veces anda demasiado perdido en las montañas del mundo.


Hoy quisiera ser pastor, Señor.

Y, en medio de la noche fría,

que fueran mis palabras calor en tu regazo,

o, que en la oscuridad y silencio de tu Nacimiento,

fuese mi FE lámpara que iluminase

las sombras y los rostros de este establo.


¿Me dejas ser pastor, Señor?

No tengo más riqueza que la vida que Dios me ha dado.

Ni más dulce, que la alegría de tu alumbramiento.

Ni más apoyo, que el saber que Tú has venido a nuestro lado.


Hoy quisiera ser pastor, Señor.

Por ello mismo, he dejado los valles de mi comodidad.

Porque, la noticia que tus Ángeles me han dado,

ha rebasado con creces,

la importancia de todo lo que yo estaba haciendo.


¡Déjame ser pastor, en estas horas, mi Señor!

Me ha costado esfuerzo llegar hasta Belén.

Me perdido por otros senderos,

con los que el maligno me …
Imagen
Cuando el amor te llame, síguelo, Aunque su camino sea arduo y penoso, Y cuando sus alas te envuelvan entrégate, Aunque la espada entre ellas, disimuladamente, te lastimara. Y cuando te habla, cree en él, Aunque su voz desgarre tus sueños, Como el viento del norte agosta el jardín, Porque así como el amor te enaltece, así te crucifica. Así, como te acrece, así te poda, Así como te eleva a lo más alto, Y acaricia tus ramas más tiernas, Que palpitan bajo el sol, Así descenderás hasta tus raíces, Y las conmoverá en un abrazo con la tierra. Todo esto hará el amor en ti, Para que puedas entender los secretos de tu corazón, Y convertirte , por ese entendimiento, En un fragmento del corazón de la vida. KALHIL GIBRÁN.

Imagen
Imagen
Imagen
Es maravillosa la sencillez de la Navidad. Allí está María, la madre. También está José, el esposo de María. Gente sencilla y simple, tal como nosotros. Allí están los pastores, la primera congregación navideña. Eran gente humilde que vivían apegados a las cosas creadas por Dios: la tierra era la alfombra que pisaban sus pies, y el sol y las estrellas el techo que los cobijaba. Allí está el niño también. No hay allí las pompas ni las circunstancias de la vida; solamente la sencillez de lo divino. Esta sencillez es lo maravilloso de la Navidad. Allí todos podemos llegar suplicantes. No es un trono de exaltación humana, sino el trono de la divina sencillez. Allí todos podemos adorarle y reconocer en la sencillez del Niño, el significado del amor redentor de Dios. Allí podemos llevar nuestro gozo y nuestros pesares. Nuestro gozo será bendecido y nuestro pesar será aligerado. Allí podemos recibir fortaleza para los días venideros, luz para los días venideros. Y la Luz que resplandece desde el h…

Nadal de Luintra - Berrogüetto

Imagen
Imagen
Imagen
Nos dice Ignacio de Loyola en su Ejercicios Espirituales que estando las Tres Personas de la Santísima Trinidad mirando la redondez de la tierra advierten el sufrimiento de los hombres y mujeres desolados por el pecado, la tristeza y la violencia. Así es que deciden mandar a la Segunda Persona a este mundo para hacer redención del género humano… De este modo el Hijo se encarna en María y por amor,  al resguardo del Altísimo, crece en su bendito vientre. Únicamente un amor grandioso, que “ama amando” puede  irrumpir en el mundo desordenado y violento para sacar consolación del desconsuelo, y esperanza del desánimo. Sólo un amor al que le duele la desgracia de los hombres hasta hacerse uno como ellos, puede llegar para sanar y  salvar, en una solidaridad inaudita que no busca sino el bien de los demás. Y Jesús se abaja... Viene hacia nosotros. Nace en la pobreza de un pesebre alejado de todo poderío y lujo. Y en el silencio de una noche fría poblada de estrellas, entre el asombro de los pa…
Imagen

Amar con Sabiduría

Imagen