Entradas

Mostrando entradas de octubre 19, 2014
Imagen
Imagen
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu,
salimos de la noche y estrenamos la aurora;
saludamos el gozo de la luz que nos llega
resucitada y resucitadora.

Tu mano acerca el fuego a la tierra sombría,
y el rostro de las cosas se alegra en tu presencia;
silabeas el alba igual que una palabra,
tu pronuncias el mar como sentencia.

Regresa, desde el sueño, el hombre a su memoria,
acude a su trabajo, madruga a sus dolores;
le confías la tierra, y a la tarde la encuentras
rica de pan y amarga de sudores.

Y tú te regocijas, oh Dios, y tu prolongas
en sus pequeñas manos tus manos poderosas,
y estáis de cuerpo entero los dos así creando,
los dos así velando por las cosas.

¡Bendita la mañana que trae la noticia
de tu presencia joven, en gloria y poderío,
la serena certeza con que el día proclama
que el sepulcro de Cristo está vacío! Amén

“Buon Appetito”: Guardia Suizo revela recetas favoritas de Francisco, Benedicto y San Juan Pablo II - Blog de ACI Prensa

Imagen
Cada vez que intentamos leer en la realidad actual los signos de los tiempos, es conveniente escuchar a los jóvenes y a los ancianos. Ambos son la esperanza de los pueblos. Los ancianos aportan la memoria y la sabiduría de la experiencia, que invita a no repetir tontamente los mismos errores del pasado. Los jóvenes nos llaman a despertar y acrecentar la esperanza, porque llevan en sí las nuevas tendencias de la humanidad y nos abren al futuro, de manera que no nos quedemos anclados en la nostalgia de estructuras y costumbres que ya no son cauces de vida en el mundo actual.
Los desafíos están para superarlos. Seamos realistas, pero sin perder la alegría, la audacia y la entrega esperanzada. ¡No nos dejemos robar la fuerza misionera!
Papa Francisco- Exhortación apostólica “Evangelii Gaudium.
Imagen
Imagen
Hoy es un buen día para mirar con mayor detenimiento lo que nos rodea. Para desmantelar nuestras murallas y adentrarnos en nuevos territorios. Para bucear en nuestras profundidades sin temor de hundirnos.
Hoy es un buen día para evocar nuestra humanidad y abrazarla con afecto. Con todo lo bello y sombrío que poseemos. Que sea un abrazo enorme que nos recuerde que no somos ángeles ni demonios. Sino hijos…
Cada día es un regalo bendito.
@Ale Vallina
Imagen
Pobreza evangélica
No tener nada. 
No llevar nada. 
No poder nada. 
No pedir nada. 
Y, de pasada, 
no matar nada;
no callar nada.
Solamente el Evangelio, como una daga afilada.
Y el llanto y la risa en la mirada.
Y la mano extendida y apretada.
Y la vida, a caballo dada.
Y este sol y estos ríos y esta tierra comprada,
para testigos de la Revolución ya estallada.
¡Y mas nada!
Pedro Casaldáliga
Imagen
Imagen
Jesús dijo a sus discípulos: "Estén preparados, ceñidos y con las lámparas encendidas. 
Sean como los hombres que esperan el regreso de su señor, que fue a una boda, para abrirle apenas llegue y llame a la puerta. 
¡Felices los servidores a quienes el señor encuentra velando a su llegada! Les aseguro que él mismo recogerá su túnica, los hará sentar a la mesa y se pondrá a servirlo. 
¡Felices ellos, si el señor llega a medianoche o antes del alba y los encuentra así!" 
Lc 12,35-38. 
Imagen
Imagen
Una persona amiga me hacía notar días pasados, que suelo referirme mucho a la necesidad de vivir en el presente. Como que se trata de un tema realmente interesante e importante para mí. Y, de verdad, es así. El famoso “Carpe Diem” latino,  que traducido quiere decir “aprovecha el día” o “ aprovecha el momento” es, a la vez una necesidad, y también un aprendizaje. Necesidad, porque nadie que desee vivir plena y sanamente, puede hacerlo en un tiempo y en lugar que no sean el aquí y el ahora. Y un aprendizaje, porque nuestros pensamientos suelen llevarnos a un pasado que ya murió, volviéndonos amargados y nostálgicos; o trasladarnos a un tiempo futuro, que no ha llegado todavía, lo que nos provoca ansiedad y preocupación constantes. De allí, la necesidad de re-situarnos continuamente en el momento actual. Con la práctica, se logra reducir al mínimo, y lo estrictamente necesario, los pensamientos que nos llevan a otros momentos diferentes del ahora. El anhelo de poseer lo que no poseemos, o…

[VIDEO] El Papa Francisco beatificó a Pablo VI